Saturday, December 16, 2006

Mónica Rosenblum

Byf, 5 dic. 2005


Mónica Rosenblum


UN TRATADO DE LA DIVINURA


sobrealinearse a una fuerza creadora que exige más ilusión para introducir verdades más salvajes

Nakar Eliff-ce


El impacto de salvajismo de la verdad es directamente proporcional al grado de fisura de la divinura que asiste a la ceguera


del choque
la justa divinura de ir adivinando fragmentos de verdad, video clips, imágenes vistas desde el tren, archivarlas, archivarlas y de pronto un (no) algo, una (no) mirada, una puta/imputa percepción y la frenada, el choque, el ruido del choque, el silencio encriptado dentro del ruido del choque, los segundos encriptados dentro del silencio encriptado dentro del ruido del choque, segundos en los que no se sabe, no puede saberse dónde cada cosa va a caer, qué va a lastimar a quién o viceversa, milésimas de segundos en la más lenta de las cámaras lentas, milésimasquenilamásrápidadelascámaraspuederegistrar y la c a í d a



nuevo silencio en nuevas milésimas, solidaridad con todo aquello que, a pesar su tierna resistencia, debe cesar de temblequear para rendirse, para ocupar el lugar que la fuerza de gravedad impone





y el alivio. el posteriormente ridículo, pero en ese instante alivio, ante la quietud, ante la tan frágil certeza de que, al menos por un rato, nada va a moverse, salvo que sea a voluntad





abre un ojo y va sabiendo,

abre el otro y ya sabe
que ya no es antes
que a partir de ahora
va a lidiar con ella
la verdad salvaje
la única en pie
y ve el corazón que
-mirá vos-es bastante delicada la salvaje
se le acerca despacito
esquivando los fragmentos de divinura
que estàn por todas partes




abre un ojo y después el otro.

pero entonces,los tenía cerrados?


y si hubiesen estado abiertos,
se hubiera producido el choque?
el choque, es inevitable?




Acerca de qué hacer con los fragmentos de divinura

De las rodillas de la divinura. De arrodillarse

Cómo y cuánto las partes comienzan a saber
que no les ha ido bien en la ceguera





Mónica Rosenblum (1960)
gracias a romina freschi; romín; por todo y por TODO. y a jorge naparstek por la lectura y escritura compartidas. dedicado a todos los divinos que van camino a la ex divinura; parece que recién ahí se pone lindo.

2 Comments:

Blogger Clara y Pepe (los Chuquis) said...

Muy bueno lo que leí, me encantó la frescura que despide, llega por lo simple, llega, digo, toca, se acerca a lo que uno vive.
Cambiando de tema, Mónica, te cuento que tengo unos primos en Córdoba que llevan tu mismo apellido, ellos son: María Helena y Pablo Rosemblum, no sé si los conocés. Bueno, un gusto haberte leído, hasta siempre!

7:53 AM  
Blogger Clara y Pepe (los Chuquis) said...

Perdón, no era Pablo sino Mario.

8:10 AM  

Post a Comment

<< Home